Bolas chinas para ejercitar tu cuerpo y sexualidad

Para compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ideadas para formar parte del juego erótico, o como estimulante de la masturbación, las bolas chinas han demostrado ser útiles en otro campo.

Algunos expertos opinan que las también llamadas bolas de geisha pueden servir para practicar los ejercicios de Kegel, una especie de gimnasia vaginalcreada por el ginecólogo Arnold Kegel para fortalecer el suelo pélvico.

¿Para qué sirven estos ejercicios?

En la década de los cuarenta, el Dr. Kegel desarrolló una serie de ejercicios para prevenir y controlar la incontinencia urinaria, así como para facilitar los partos y, por qué no, incrementar el placer sexual. La forma de practicarlos es muy sencilla: hay que apretar la musculatura pélvica como si quisiéramos retener la orina, contraerla y contar hasta cinco respirando profundamente.

Luego se relajan los músculos, respirando hasta cinco de nuevo, y se contraen otra vez. Hay que repetir la serie 10 veces y hacerlo al menos una vez al día. En tres o cuatro semanas deberíamos aumentar el tiempo de contracción y relajación para llegar a contar hasta 20.

Hay juguetes, como las bolas chinas, que ayudan a realizar estos ejercicios, tonificar la musculatura pélvica y, con ello, a disfrutar más del sexo.

Las Bolas Ben Wa y el placer sexual

Numerosos estudios demuestran que las mujeres que practican la masturbación tienen una vida sexual mucho más activa y enriquecedora; si a esta experiencia le agregamos el uso de las bolas chinas o Ben Wa, el proceso será aún más satisfactorio.

Por lo general, se trata de dos bolas bastante ligeras que la mujer introduce en la vagina; normalmente tienen en su interior otras bolas más pequeñas creando un vacío en el interior, mediante el movimiento las bolas interiores golpean con las exteriores y realizan una especie de efecto vibratorio, produciendo sensaciones sumamente placenteras.

Son muy cómodas y altamente recomendadas para ser usadas mientras se camina, con lo que aumentan las sensaciones.

Las bolas chinas también pueden utilizarse como un consolador erótico. Hay algunos modelos que tienen una doble cuerda donde puedes introducir el dedo y usar la mano como si se tratara de un clásico yo-yo, mientras que con la otra mano puedes acariciarte y estimular el clítoris.

Para compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn